11 de enero de 2014

Lucas 4:18

Contame, antes del anochecer,
la historia oculta del mundo que desconozco,
la epopeya sangrienta de barro y hombres y hembras
que rastrean el pan como el oro,
de criaturas cegadas por la falta de futuro
hasta amenazar con cuchillos y navajas,
de chozas de adobe, bolsa y paja,
de carencia y destinos que se quiebran
ante la crecida de un río o una mala cosecha.

Sacame la venda, abrime las venas,
haceme sentir en la carne indiferente
la espada de la marginación,
la miseria, el canto de las criaturas
que crujen desde abajo como una procesión de cadenas.

Parí mis ojos de nuevo, Padre,
para que no me muera en el frío desierto
de los bastardos que te ignoran.


31/12/2013

No hay comentarios: