2 de septiembre de 2013

Los estrategas

Abro la boca. Repercute
el pozo denso del miedo,
la voz pesada y el polen,
el gozo lento del deseo
y el eco sordo del orgullo.
Tus cartas y las mías
en un enroque de alfileres.
Un pelotón de expectativas.
Un futuro de caramelos.
En la pausa de los estrategas
se cruzan los dedos ásperos
para fundirse en una vértebra
de paciencia y posibilidad.

20/06/2013