2 de febrero de 2013

Espera-siempre-espera


Tic-tac pausado tambalea suavemente sobre
los motores, el chillidos de los frenos, los alaridos.

Veo el desfile de la vida, frenético,
sobre el pavimento de la voluntad.
Tanteo los rostros, presiento
las voces y las biografías.
Busco un espejo.

Pero el mundo,
para Bond o para mí,
no es suficiente.


17/11/2012

No hay comentarios: