7 de diciembre de 2011

Una parte de la euforia

a dos años, nada más queda





más que empatía, abnegación,
fervorosos poemas o endechas al vestigio,
el amor es permanencia.

No hay comentarios: