2 de octubre de 2010

Continuidad



Cuando caigan los Imperios,

derribados por su propia decadencia,

en medio de salvajismo,

gritos y escapadas;

cuando todo lo seguro se revele gelatinoso,

y los altos escarben bajo el polvo por un escondite,

y los bajos sean sometidos a la tiranía de otros tiranos;

cuando las explicaciones,

la retórica y los teoremas

junten moscas al lado de

la ruina de las naciones,

el colapso de los sistemas,

el altibajo de las religiones

y la desilusión de los hombres,

el Kyrios seguirá en su lugar,

y su estandarte inmutable también:

unos pañales,

un par de clavos,

una túnica refulgente.

05/01/09

5 comentarios:

Damián Di Carlo dijo...

uufff, sin palabras !!

Karina dijo...

Me encantó!

Lucas dijo...

Gracias Karina... o más bien, ¿qué Karina?

veronica.dv dijo...

Muy bueno!! encontré tu blog! Casi inevitable entrar a chusmear y robarte frases. ajajjaa naa amigo!! Seguí escribiendo así! Muy original!!!

Lucas dijo...

Gracias, Ratis!! :)
Ahora yo también leo tus huellas en la red. Un abrazo.